Starcraft

Uno de los RTS que marcó en la época dorada.

Ciencia ficción futurista con un desarrollo impecable.

Starcraft salió al mercado inicialmente en 1998, pese a que su lanzamiento fue posterior al conocido Warcraft 2, fue capaz de obtener una muy buena acogida ya que el título ofrecía todo lo que podríamos esperar de Blizzard de entonces, un RTS muy bien balanceado con 3 distintas razas, Humanos, Zergs y Protoss. La historia está basada en un futuro casi apocalíptico, donde en pleno siglo 26todas las razas tratan de sobrevivir a su modo con unos personajes carismáticos y capaces de darle profundidad a un videojuego.

Starcraft

La historia de Starcraft está amplificada en contenidos alternativos como novelas, pero a su salida el mismo juego era capaz de ofrecer diálogos narrados, inicialmente salió en Inglés y luego se tradució a otros idiomas como Español.

No olvidemos que además, en 2017 se sacó una edición remastered para disfrutar en grande su primera entrega.

Campaña y multijugador.

Los distintos modos de juego, la capacidad de retroalimentarse del propio contenido que hacían los usuarios lo mantuvo en lo más alto durante muchísimo tiempo.

El modo campaña, lo que llamaríamos nosotros Single Player ofrecía una cantidad considerable de contenido y el hecho de que el mismísimo juego estuviera tan bien balanceado entre razas, permitía al jugador que lo volviera a rejugar probando distintas estrategias, y como para entonces el acceso a Internet era algo casi prohibitivo y no había muchas alternativas, explorar todos los métodos del videojuego era una buena manera de pasar el fin de semana.

Además, debido a su propio éxito Blizzard decidió sacar expansiones del mismo videojuego y éstas fueron muy disfrutables, añadiendo nuevos elementos a las razas y alimentando las ganas de usar el modo multijugador.

Editor de mapas.

Definitivamente algo que no han terminado de aprender muchas compañías es que brindar al mismísimo usuario de la posibilidad de crear mapas alternativos es algo súmamente positivo para mantener el interés en el mismo y la supervivencia a lo largo del tiempo.

Hacer que los límites de jugabilidad estén en esa misma creatividad que traen los usuarios es algo inaudito, más de 22 años después, parece que la gran mayoría de compañías no tienen esta lección aprendida. Pero cualquier mapa que tenga una dosis de competividad es capaz de mantener usuarios jugándolo horas. Y lo más probable es que si alguna vez jugaste Starcraft es que dedicaras muchísimo más tiempo a jugar esos modos, que la propia Campaña.

Si por algo es conocida Blizzard, es por haber ofrecido la posibilidad tanto en Starcraft como Warcraft de que los usuarios crearan sus mapas y cualquier lector que conozca estas franquicias se estará preguntando lo mismo. ¿Por qué es tan difícil que otros videojuegos lo implementen?

Probablemente tenga que ver con los costes de desarrollo de una herramienta adaptada a usuarios menos experimentados.

Puedes llegar a ser muy grande, pero la codicia es mala.

Aunque no negaremos, que incluso Blizzard, habiendo sido precursora de que los usuarios desarrollaran su propia creatividad, con la actualización de términos y condiciones al sacar Warcraft 3 Reforged se cagaron en sus propios principios. De manera resumida para quienes no estuvieran al tanto, Blizzard con esta actualización indicaba, que quien hiciera uso de sus herramientas estaba cediendo literalmente su trabajo, para que Blizzard siempre fuera propietaria de sus obras. Demostrando así abiertamente que le había sentado fatal a la propia compañía que juegos como League of Legends o Dota2 tuvieran éxito y no se pudiera lucrar.

Y eso no es todo. Otros desarrolladores, o usuarios bien experimentados, también trataron de crear mapas con un nivel de profundidad dignos de un Universo entero como podría ser WoW.

De ahí surgiría el proyecto Starcraft Universe, que al ver el rumbo que tomaba y el éxito que pudiera tener el mismo, Blizzard, decidió uniteralmente cancelar y prohibir su publicación.

¿Los motivos? Una gran incógnita. Algunos pensaban y compartían que esto tenía que ver con el lanzamiento del proyecto Titán, pero podemos afirmar a día de hoy que nada de eso tendría que ver. Ya que lo conocido como proyecto Titán, es a día de hoy Overwatch(con algunas modificaciones y reutilización de los contenidos del proyecto Titan aunque fuera finalmente cancelado)

¿Precursor de los eSports?

La primera entrega de Blizzard fue reconocida oficialmente en Korea por la KeSPA(asociación koreana de deportes electrónicos).

Al existir una escena competitiva, se realizaron torneos, cada vez más relevantes.

De la experiencia de jugadores profesionales se hicieron reality shows, los cuales mostraban muchas facetas de estos mismos jugadores, que por raras que podrían parecer(convivían con otros jugadores en la misma casa y hablaban más entre ellos por chat que de cara a cara pese a estar sentados al lado), demostraban su realidad y el compromiso que tenían por mejorar.

Starcraft es una saga memorable y el mismo universo que lo rodea también.

Aunque dentro del artículo no hayamos profundizado en la relación de los personajes para evitar spoilers por si algún lector se quiere animar a jugarlo, ya que el juego ha envejecido realmente bien, podemos decir abiertamente que Starcraft es una muy grata experiencia, muy recomendada y que si te consideras un amante de los RTS no deberías perderte y darle un intento. Cualquier otra cosa que haya decidido hacer Blizzard con el paso de los años, no puede quitar que en el pasado haya hecho un muy buen trabajo. Creando tendencias, dando herramientas que otras empresas jamás dieron y dando lugar a una comunidad tremenda y casi sin quererlo, empujar el mundo de los eSports.