Mega Man - la historia de Mega Man

Uno de los juegos más longevos, queridos y entrañables en la cultura gaming.

Dificultad, plataformas y diversión: la fórmula del clásico.

No muchos títulos cuentan con uno de los personajes más queridos, longevos y reconocidos de los videojuegos. En 1987, Capcom lanzaba Mega Man para el Nintendo Entertainment System, empezando un camino donde habría títulos geniales (como el Mega Man 1) y desastres olvidables (como Mega Man Soccer), con un único denominador común y objetivo: el entretenimiento es lo más importante. Hoy les traemos un repaso por los mejores títulos en la historia de Mega Man (la serie original).

MegaMan

Un título adecuado para el 8 bits

El argumento del primer Mega Man era sencilla: Dr Light estaba creando Robot Masters, pero su asistente, Dr. Wily, se cansó de ayudarlo, por lo que robó los robots y los reprogramó para conquistar el mundo. En consecuencia, Light crea un robot Rock para desbaratar los megalómanos planes de Dr. Wily. De este modo, Capcom nos presentaba a Mega Man.

Este título está considerado entre los favoritos de la franquicia, a partir de un gran peso en el factor nostalgia, pero también con muy buenas causas en su jugabilidad y diversión. Seis robots contra quienes luchar y muchas plataformas que recorrer lo convirtieron en uno de los títulos más queridos de la época, que ayudaron a Nintendo a ser lo que es hoy en día.

¿El punto más alto de la saga?

Para muchos, Mega Man 2 es el juego predilecto de la serie original, desde los fanáticos hasta su creador, Keiji Inafune. Fue el primero en permitir el uso de passwords para pasar de un mundo a otro, la utilización de ítems nuevos como el tanque de la vida y la eliminación de puntajes.

El juego brindaba una experiencia memorable, con más robots, más poderes, la introducción de armas herramientas (luego reemplazadas por Rush) y una banda sonora que se convirtió en un clásico del gaming.

Un dato curioso que hace de Mega Man 2 uno de los favoritos para el público es que el diseño de los jefes finales fue creado por la comunidad, a partir de un concurso hecho por Capcom. Más de 8 mil bocetos fueron enviados y los tres meses de trabajo en 1988 quedaron en la historia de Mega Man.

Pasos en falso corregidos

En muchos aspectos Mega Man 3 se sintió como una versión algo inferior a su predecesor. Sin embargo, incorporó dos elementos que lo hacen cumplir un rol fundamental en la serie: Rush y la habilidad de Mega Man de hacer barridas. Por otro lado, la segunda ronda de jefes hacía al usuario combatir contra las réplicas de los robots de Mega Man 2.

Si el juego hubiese permitido mantener los poderes de Mega Man 2 además de estas réplicas, estaríamos hablando de un título considerablemente superior.

Mega Man 3

Para suerte de Capcom, los desarrolladores lograron en su cuarta entrega, Mega Man 4, un juego ampliamente superior a su anterior, al introducir el Mega-Bustery mejorar integralmente la experiencia.

De todos modos, aunque el juego continúa lejos del nivel alcanzado en las primeras dos entregas, cabe destacar aspectos como su banda sonora, especialmente la que rodea a los personajes de Skull Man y Pharaoh Man.

Los últimos años en NES

Mega Man 5 (1992)

Lanzado en 1992, Mega Man 5 fue uno de los juegos más elaborados gráficamente de la saga de 8 bits. Tomando como base a Mega Man 4, volvíamos a enfrentarnos a ocho nuevos robots para luego pasar a la fortaleza de Proto Man y finalmente enfrentarnos al Dr. Willy.

El apartado musical de esta entrega es uno de los mejores aspectos a destacar, creando una cohesión audiovisual que no se había visto en la saga anteriormente. De todos modos, su principal problema fue no llegó a cumplir las altas expectativas de los jugadores, quienes tenían una elevada vara de medida a partir de los grandiosos Mega Man 1 y 2.

Mega Man 6 (1993)

Por su parte, Mega Man 6 no aportó nada nuevo a la fórmula, pero esto no significa que sea un título mediocre. En absoluto, al ser el último en salir para NES, permitió a Capcom ofrecer un juego completo, donde ya habían aprendido de sus errores y corregido sus vicios.

Niveles desafiantes, enemigos frustrantes y exigentes y grandiosos jefes finales fueron algunos de sus mejores logros, junto a un apartado visual adecuado para la época y, nuevamente, una gran banda sonora.

Lo más reprochable del juego es su carácter continuista y su falta de sorpresa, sin embargo se mantiene como uno de los mejores Run & Gun de la década de los 90.

Los 16 bits y la PlayStation

Mega Man 7 (1995)

Mega Man 7 fue el primer juego de la serie original en aparecer en Super Nintendo, convirtiéndose en un título de 16 bits. A nivel técnico y visual el juego es una maravilla de su formato, mientras que su conjunción con la música funciona de forma maravilloso, dando como resultado un producto que parece un pixel art.

El hecho de haber mantenido las mecánicas de jugabilidad anteriores fue un paso correcto por Capcom, ya que no hace falta tocar lo que ya funciona. Sin embargo, estas mecánicas son las que peor han envejecido, mientras que su apartado audiovisual se mantiene tan fresco y adecuado ahora como en los años 90.

Mega Man 7
Mega Man 8 (1996)

Por su parte, Mega Man 8 fue la aparición de la saga en la mítica PlayStation, convirtiéndose en un éxito de ventas, aunque no un favorito de la crítica. Los medios pulverizaron al título por ser excesivamente continuista y no aprovechar del todo las posibilidades tecnológicas de la potente consola.

De todos modos, la falta de innovación no impidió a la compañía incorporar nuevos fanáticos que se acercaban por primera vez a la saga por ser demasiado jóvenes. Un título trascendental en la historia de Mega Man, ya que unió generaciones de jugadores.

Megaman 8
Mega Man 9 (2008)

Luego de más de 10 años, Capcom anunció en 2008 la llegada de Mega Man 9, poniendo sobre la mesa un nostálgico y muy bien logrado apartado 8-bits que hizo saltar de la mesa a los más melancólicos.

Manteniendo las mecánicas y adaptando su jugabilidad a los tiempos que corrían, Mega Man 9 presentó una dificultad sumamente alta, dándole a la nueva generación (tanto de consolas como de fanáticos) una experiencia tan nostálgica como necesaria.

Los pilares fundamentales del juego fueron el ya mencionado e increíble diseño de escenarios y la endiablada dificultad del mismo. ¿El resultado? Una experiencia nada grata para quienes busquen partidas simples y sencillas, ya que Mega Man 9 roza lo frustrante pero supera lo divertido. Un verdadero hito en la historia de Mega Man, una década después de su primera entrega. No todas las sagas llegan a tener esa longevidad.

Mega Man 10 (2010)

Luego del revival del 8 bit generado por Mega Man 9, Capcom decidió continuar la estética y darnos más de lo mismo en Mega Man 10. Un título que no proponía nada nuevo, sino todo lo contrario: recuperar aún más la esencia de las primeras entregas para ofrecernos una experiencia lo más cercana posible a los títulos fundacionales.

Es así como Mega Man 10 es clásico hasta la médula, ofreciendo lo que ya hemos visto: acción, saltos y plataformas laterales, en un contexto de amplia dificultad. Una apuesta segura para la compañía.

Un legado asegurado y a la altura.

Mega Man 11 (2018)

El adentramiento de la franquicia en la última generación de consolas se dio con Mega Man 11, que se encargó de dejar el listón demasiado alto para todos los juegos posteriores. La aventura de acción y plataformas propuesta por Capcom generó un revival nostálgico en los jugadores más veteranos y una incursión en la cultura gamer de los 90 para los más jóvenes.

El diseño de niveles verdaderamente glorioso, donde cada uno es muy diferente al siguiente en cuanto a estética y mecánicas. Por otro lado, la jugabilidad ofrece múltiples opciones, mientras que la banda sonora es estupenda, como de costumbre. Estos motivos conforman una buena razón para considerar al título como uno de los puntos más altos de la franquicia.

Su dificultad medida y equilibrada para lograr un desafío exigente mas no frustrante, además de las nuevas y frescas mecánicas que evolucionan la fórmula habitual hacen de la experiencia del juego una de las mejores. La historia de Mega Man merecía un título que se sienta tan actual como clásico, y esta edición lo ha logrado.